Reconocimiento para nuestros proyectos

La obra de Bunge y Playa fue galardonada por la Secretaría de Infraestructura Urbana dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación dentro del “Premio Nacional para la Identificación de Mejores Prácticas - Secretaria de Infraestructura Urbana”, a las Unidades Ejecutoras Provinciales y/o Municipales y sus equipos de trabajo.
Este prestigioso premio se entrega junto a la Sociedad Central de Arquitectos con el apoyo de la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos.

"Participamos en este concurso compitiendo con otras obras de distintas regiones de todo el país. Son dos etapas y, a su vez, teníamos la posibilidad de participar en cuatro categorías", explicó la Arquitecta Mila Gómez Beret, secretaria de Planeamiento de Pinamar.
"Nosotros presentamos tres proyectos", detalló Gómez Beret, "El de la plaza de España y Avenida Central en el apartado Espacio Público; Bunge y Playa en Renovación Urbana y el Paseo de Los Artesanos de Bunge y Marco Polo también en Renovación Urbana".
El resultado fue abiertamente positivo ya que las obras pinamarenses se llevaron tres reconocimientos: El primer premio a nivel regional en Renovación Urbana por Centralidades (Bunge y Playa); Mención Especial por Centralidades (Paseo de los Artesanos) y, además, en la categoría Espacio Público se logró el segundo puesto también a nivel regional.
 "Teníamos confianza en ser reconocidos basándonos en lo técnico pero también por la opinión de la gente. Recuperamos un lugar central para los pinamarenses y para aquellos que nos visitan siempre", sostuvo la secretaria del área.
El jurado que tuvo a su cargo la elección de los premiados estuvo integrado por referentes de FADEA y la Sociedad Central de Arquitectos de todo el país. Fueron ellos quienes reconocieron con particular buen ánimo un proyecto que busca revitalizar la playa pública y embellecer un paseo que disfrutan miles de personas habitualmente.
"Nos llena de alegría el reconocimiento como profesionales pero, sobre todo, nos importa saber que logramos un espacio que la gente disfruta. Un lugar de encuentro familiar, cultural, de uso público y que nos acerca plenamente a la playa y el mar", contó Gómez Beret.

En Bunge y Playa se instalaron luminarias LED, duchas y pérgolas, se construyó un anfiteatro público, se ampliaron veredas y se generó el acceso pleno junto con los trabajos del nuevo parquizado.
El mirador costero, con su ya clásico cartel de Pinamar, es un sitio obligado de visita.
"Provocamos un impacto positivo con una propuesta con accesibilidad plena, con conciencia ambiental, que se puede disfrutar tanto en verano como en invierno. El proyecto cumplió con sus objetivos, como todos los otros que encaramos, pero en este caso, logramos sumarle un reconocimiento nacional. Todo esto nos llena de orgullo, es un verdadero éxito en todo sentido", concluyó Mila Gómez Beret.