Mantenimiento de la red de monitoreo de las perforaciones costeras

Se sigue llevando adelante el mantenimiento de la red de monitoreo de las perforaciones costeras que nos permiten conocer el estado de las reservas de agua dulce. En este contexto, el geólogo Leandro Rodrigues Capítulo explicó el desarrollo de esta iniciativa: "Nuestra red de monitoreo tiene pozos distribuidos en todo el Partido de Pinamar y, a su vez, existen una serie de pozos especiales que son los que nos permiten llevar adelante el monitoreo de la interfase de agua dulce y agua salada, más conocida como cuña salina. Estos pozos están sobre la costa y allí hacemos las mediciones mensuales de conductividades".
"Allí buscamos las salinidades", explicó Rodrigues Capítulo, "Y esa medición nos permite saber cómo se está comportando el frente salino. Se trata de un indicador directo de las reservas de agua dulce que Pinamar tiene. Además, indicó que cada 3 ó 4 meses se realizan tareas de mantenimiento".

"La posición de esta “cuña salina” depende principalmente del balance entre la recarga, el contraste de densidades entre el agua dulce y salada, la demanda hídrica y las propiedades físicas del subsuelo en donde se aloja nuestro acuífero", sumó el Geólogo.
El mantenimiento incluye, entre otras cosas, la limpieza de las perforaciones en cuanto a la acumulación de arena y la resolución de alguna rotura. "Estos pozos son muy importantes ya que nos brindan información valiosas sobre las reservas y el comportamiento del acuífero. Nos permite generar un plan, anticiparnos a ciertas situaciones. Por eso es tan sustancial mantenerlos en buen estado".
La línea de pozos de monitoreo permite tener una idea real de cómo nos relacionamos con el mar y cómo se comparta y nos vinculamos con la interfase agua dulce/agua salada. 
Sobre el trabajo puntual de mantenimiento, el arquitecto Leonardo Ledesma explicó: "Para destapar las perforaciones vamos inyectando agua. Esa agua hace recircular el agua que ya está dentro del mismo caño y así va limpiando toda la arena. Una vez que se sacó toda la arena y la arcilla, el agua vuelve a estar limpia, sacamos la sonda y procedemos a realizar las mediciones que son tan valiosas para nuestro trabajo".