El Programa Promover suma opciones

Pinamar continúa impulsando programas de empleo joven que tienen como objetivo acompañar en el proceso de búsqueda de empleo, acercar herramientas que les permitan afrontar la búsqueda de trabajo con mayor seguridad y preparación, informar sobre las particularidades propias de las contrataciones, acercar la oferta y la demanda de trabajo y hacer conocida la oferta de planes de capacitación para el trabajo existente en nuestro Partido. 

Pablo de Filippis, referente del área, contó en detalle lo que se viene generando desde el sector: "Nosotros tenemos diferentes herramientas que nos permite acercar a los chicos al primer paso de inserción laboral que es el Curso de Introducción al Trabajo. Desde allí comienzan las diferentes opciones para poder llegar al empleo. El curso es necesario para poder avanzar. Nosotros fuimos adaptando ese curso a la realidad de Pinamar, articulando con Bromatología, con Turismo, Innovación y, obviamente, reforzamos conceptos de compromiso. Nosotros nos fuimos acercando a los privados que son el próximo paso ya que muchos de estos chicos comienzan en ese ámbito el entrenamiento para el trabajo".

A su vez, Pinamar cuenta con los programas Promover que generar la posibilidad de inserción laboral a personas con discapacidad. "Los mecanismos de ingreso son parecidos pero los chicos no necesitan hacer el curso, van directamente a los diferentes puntos de los programas de empleo. Hemos tenido la chance de incorporar más de 40 personas en diferentes empleos y eso es todo un logro de esta gestión y la aplicación de estos programas. No hay edad y, luego de esta primera etapa, se pasa a un programa de Inserción Laboral Promover. Hay todo un equipo municipal trabajando muy fuerte atrás para brindar posibilidades". 

En estos días se dio inicio a las prácticas laborales inclusivas en el área gastronómica del Hotel Zentiva (Restó Bistro). En esta oportunidad el Restó Bistro decidió abrir sus puertas para formar a 4 personas para la elaboración de su línea de alfajores artesanales. Dos de estas cuatro personas tienen discapacidades auditivas (Roxana Senese y Ricardo Sandoval) y las otras dos tienen un retraso madurativo leve (Cristian León Ruiz y Sebastian Paulovich). 

Ruben Puelle, referente del espacio, detalló: "Nos sumamos a este Programa con muchas ganas. El producto es excelente y el trabajo de los chicos es muy importante en nuestra estructura".

Por su parte, Hernán Mazzarello, quien lleva adelante la Dirección de Discapacidad, se mostró muy feliz por esta nueva posibilidad de generar espacio de inclusión en Pinamar.

Otro proyecto, en el mismo espacio, tiene como finalidad ser anfitrión del salón, allí estarán incluidas tres personas que tienen discapacidades viscerales (Sofia Vila, Betiana Centra y Roxana Bakara). Estas practicas duraran 6 meses y tendrán posibilidad de ser renovadas. 

Un paso más adelante en este camino lo representa el Programa de Inserción Laboral (PIL), este programa brinda incentivos económicos a las empresas para que contraten trabajadores desocupados e incrementen su dotación de personal. Una vez finalizado el entrenamiento, las empresas podrán incorporar como trabajadores registrados a las personas entrenadas y utilizar los beneficios del Programa de Inserción Laboral.