Avanzan las veredas de Valeria del Mar

La Avenida del Coronel de Marina Tomás Espora se reconfigura para ser una digna entrada y eje estructurante de Valeria del Mar. La estrategia de intervención busca reconvertir la calle tanto en sus componentes físicos como en los simbólicos. Se propone una forma de habitarla en la que el principal protagonista es el ciudadano. Una calle en la que la intensidad y velocidad de automóvil son controladas mediante diferentes tácticas. En los nodos importantes y cruces entre la Avenida y las principales perpendiculares se generan áreas de permanencia, auténticas plazas condensadoras de actividad y espacios de eventos, que mediante un tratamiento específico del pavimento, tanto en su materialidad como en su disposición asegurará la posible convivencia entre peatón y automóvil, garantizando el control de éstos últimos. Para conseguir que estas características se expandan a todo el territorio de intervención, las veredas se adecuarán y serán equipadas con “plug-ins” que conviertan la calle en algo más que un conector y hagan que desde la cabecera y bienvenida en la Ruta 11 hasta su desembocadura en la playa, su recorrido se convierta en una experiencia única para el habitante y el visitante de Valeria del Mar.

 

Se propone la recuperación del espacio público para el peatón y el disfrute del ciudadano sobre el del vehículo privado. Para ello, se proyecta una intervención integral sobre la vereda, reactivando la misma y acondicionando la sección completa de la calle. Además, se proyectan espacios y áreas de permanencia en los nodos o intersecciones de las calles principales con la avenida, generando auténticos lugares eventuales, de circulación mixta pero supremacía peatonal, que además actuarán como reductores de velocidad y control del tránsito rodado. La inserción de “plug-ins” contenedores de actividad y diferentes usos a lo largo de todo el área de intervención y particularmente en lugares estratégicos asegura la (re)activación del espacio público.

Este Martes, vecinos de Valeria del Mar y funcionarios se reuniràn nuevamente para seguir hablando del proyecto y continuar empapándose de lleno sobre detalles de la obra.  

 

El proyecto de veredas de Espora consiste en recuperar el espacio público que los vecinos y miles de turistas que recorren durante los meses de temporada alta. Martin Álvarez, reconocido arquitecto, docente de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires y proyectista de esta transformación explicó con respecto a la rotonda de Espora y Azopardo que “se va a potenciar puntualmente este espacio, todo va a ser una gran vereda, un espacio público donde el peatón va a ser el protagonista conjuntamente con la vereda que lleva a la playa. Este sector es punto de apoyo comercial desde el punto de visto urbanístico, donde los comercios van a estar en un entorno renovado, verde, con espacios cómodos para los que pasean por allí”.

Y agregó que “estamos construyendo este lindo proyecto para darle un valor agregado a ese lugar histórico donde lograremos un lugar de pertenencia y permanencia para los vecinos de la localidad de Valeria del Mar como de paseo preferencial para los turistas que visitan tan linda localidad”.