Pluviales: Resolviendo de forma sustentable

Pinamar necesita soluciones. Todos los sabemos y en eso se viene trabajando duramente desde hace algún tiempo. Dentro del área de Servicios Urbanos, en coordinación con otras dependencias municipales, la temática de las soluciones pluviales son prioridad. En este momento, en mayor o menor medida, se está interviniendo 150 cuencas de la manera más sustentable posible, convencidos de que la apuesta ecológica es la única que nos va a dar réditos a futuro. Solucionar los problemas que preocupan a los pinamarenses con una mirada protectora del medio ambiente. 

El Ingeniero Sebastian Marotta dio detalles de los trabajos que se están llevando a cabo: "Estamos trabajando en más de 150 cunetas de filtración que sirven, como para que lo entiendan fácilmente los vecinos, para sacar el agua de las calles, de los puntos donde se acumula y no enviar el agua hacia las casas. Además, con esto recargamos el acuífero sin contaminación haciendo una reducción de la posible inundación en las calles con una apuesta que cuida el medio natural".

"Empezamos por Pinamar Golf, cercana al norte, y las hacemos siempre en vereda. Siempre en terreno público pero nunca sobre la calle sino sobre el espacio de vereda", explicó Marotta, "Son cunetas de no más de 50 centímetros de profundidad y de 6 o 7 metros de largo. En algunos casos hacemos más de una cuneta para poder intensificar el proceso".

Sumado a este trabajo, con el trabajo del personal de Servicios Urbanos, quienes realizan integramente esta obra (con el consiguiente ahorro en todo sentido), se están colocando los conocidos "ojos de gato" para señalizar la zona y evitar inconveniente para los vecinos. Marotta detalló los beneficios de este sistema, basándose en la rapidez en los efectos: "Esta aplicación funciona rápidamente y hay agua que tendremos allí que no va a estar en la calle. Y, sobre todo, no demanda una gran obra para rendir frutos. No hay bombas, no hay hormigón, no hay grande máquinas. No impactamos en el medio ambiente de una forma agresiva".

"Todo este trabajo, además, es compatible con el paisaje", contó Marotta, "Con el escurrimiento del agua recargamos el acuífero de una manera abiertamente ecológica. El agua que conseguimos acá es mucho más limpia". A su vez, Marotta confirmó que "tenemos proyectado más obras en otras zonas de Pinamar. Vamos a acercarnos a Ostende, a Valeria del Mar, a Cariló. Cada zona tiene sus sistemas específicos, distintos a los que estamos haciendo aquí pero siempre con la misma finalidad".

"Antes de hacer cada cuneta de filtración hacemos un cateo para no interferir con otras obras, ya sean de gas, de luz o agua. A veces hemos encontrado construcciones que no han sido declaradas por lo cual tenemos que trabajar con muchísima prolijidad y seguridad profesional", culminó el Ingeniero Marotta.