El Hospital tiene su Huerta

La nueva cocina del Hospital de Pinamar ya es una realidad y con ella también la necesidad de renovar las opciones culinarias. Más caminos posibles, más recursos, más creatividad a la hora de armar el menú para los pacientes. En ese sentido, se pensó en instalar una huerta en el corazón del Hospital, idea que derivó en la actual, ubicado en el sector de Ecología. Un espacio cuidado y respetado con la capacidad que su importancia requiere.

"La huerta, originalmente, se quería realizar en el Hospital. Como no pudimos avanzar con ese proyecto le dimos luz verde al actual", cuenta la Nutricionista Natalia Zagurak, encargada del área, "Tener una huerta nos permite tener verduras y hierbas frescas, todos productos de fácil crecimiento. Nos permite autoabastecernos, adecuarnos a las estaciones del año y tener así un producto más orgánico, más natural, sin químicos. A su vez, nos permite generar una concientización del consumo de verduras. Qué mejor, además de reducir los costos por plato, que impulsar el consumo de comidas sanas".

"Se realizó un trabajo muy fuerte para dejar lista la huerta. Tiene partes al aire libre, techadas, hay mucha gente movilizada para que esta iniciativa sea realmente exitosa", explica Zagurak, "Este espacio está muy organizado y ya estamos planificando anualmente las necesidades del Hospital para poder aplicar esa necesidad a la plan de trabajo puntual de la huerta".

Natalia Zagurak cuenta que la iniciativa está en etapa de siembra y el trabajo ya se está coordinando para que los logros se empiecen a ver en la cocina del Hospital. 

"En la huerta tenemos un grupo de personas trabajando para que las cosas salgan de la mejor manera posible. Esto recién comienza pero tenemos muchísimas esperanzas de que pronto nos genere abastecimiento. Bajamos los costos, generamos conciencia y comida sana para los vecinos que necesiten nuestro Hospital", concluye Zagurak.