Geoceldas para Pinamar

El Ingeniero Javier Mendía, secretario de Servicios Urbanos, junto a todo el equipo de su Secretaría, siguen buscando opciones para resolver las problemáticas más comunes en todos los barrios de Pinamar. La rápida absorción del agua luego de los días de lluvia es una de esas situaciones. Los vecinos necesitan mejores condiciones y Mendía lo sabe: "No dejamos de buscar formas de solucionar las temáticas que preocupan a los vecinos. Por eso, concurrimos a Villa Gesell a conocer la propuesta de una empresa que comercializa una opción diseñada por el cuerpo de ingenieros del Ejercito de los Estados Unidos para ayudar a la absorción de agua en las calles".

En ese contexto, aparece la opción de las Geoceldas. Producto ideal para utilizar en aplicaciones de ingeniería civil ya que proporciona una buena compactación y permite el drenaje del agua con libertad. Con frecuencia ciertos terrenos con una buena capacidad de drenaje son difíciles de confinar in situ. La geocelda proporciona la solución para conseguir un confinamiento del terreno o de materiales granulares, con un buen drenaje.

En cuanto a las Geoceldas, los trabajos comienzan con un proceso de preparación de la calle, que hace las veces de caja para colocar las geoceldas. La clave es nivelar el terreno de la calzada para asegurar una pendiente de escurrimiento óptima, porque el geotextil evita que pase la arena y permite el paso del agua hacia bajo y hacia los costados.

"El único cuidado que hay que tener en las tareas de mantenimiento es mantener la arena en las geoceldas. Por eso nos parece muy interesante esta propuesta y continuamos con el acercamiento en esta jornada de capacitación en la Ciudad de Villa Gesell, con pruebas en campo", explicó Mendía, "Y después de ver todo el proceso creemos que este sistema podría ser la solución para la situación que se da habitualmente en Cariló". 

"Hace tiempo que sentimos que en Cariló se está generando un consenso que avala la posibilidad de aplicar allí una obra práctica y relativamente económica. Nuestra idea es empezar por Divisadero y avanzar en otras calles para resolver el problema de las calles anegadas", concluyó el Ingeniero Mendía.