Un equipo con la camiseta bien puesta

Los muchachos se preparan, se arengan entre ellos como si estuvieran por salir a jugar un partido del Mundial de Fútbol. No están en Rusia, no juegan en la selección pero la camiseta la tienen bien puesta. Son los maquinistas, responsables de este importante trabajo dentro de la dinámica de los corralones de la Secretaría de Servicios Urbanos de la Municipalidad de Pinamar. Cristian Parra, Manuel Fernández, Fernando Beliz, Daniel Aranda y Mario Duarte cumplen con orgullo una tarea que ayuda a mejorar la vida de todos los pinamarenses.

"Hace años que laburamos en los corralones", cuenta Cristian, "Somos un equipo que hace muchísimo tenemos puesta la camiseta de Pinamar. Eso que sentimos nos ayuda a encarar día a día. El laburo es intenso, muy lindo porque la gente que nos ve en la calle nos suele reconocer pero también tiene sus tensiones. Hay momentos en que no es lo más grato".

"Es una responsabilidad grande porque estamos hablando de las maquinarias más grandes con las que cuenta la Municipalidad", explica Manuel, "Y nosotros tenemos toda esa responsabilidad sobre nuestros hombros. Manejar la máquina bien, ser prolijos, que la gente vea que estamos realizando nuestra labor y, además, ser cuidadosos ya que estamos en la vía pública y nuestra maquinaria puede generar algún inconveniente para los que circulan".

"Los vecinos reconocen nuestro trabajo pero también somos la primera mano y entonces no siempre tienen la misma paciencia. Nos consultan los horarios, nos preguntan por dónde vamos a estar, inclusive nos reclaman si no pudimos pasar por algún lugar o si no lo hicimos por alguna lluvia o mal tiempo", se suma Mario, "Muchas veces tenemos que explicar por qué no podemos pasar las máquinas ciertos días, no siempre nos entienden pero, en general, nuestra función es respetada".

"Nosotros también tratamos de maximizar el rendimiento de las máquinas y cuidar a la vez el patrimonio del Municipio, tenemos maquinaria nueva, hay que cuidarla ya que nunca pudimos trabajar con herramientas como estas", detalla Daniel, "Tenés que ir conociendo el terrano, la lógica. No es lo mismo Cariló que Pinamar. Nosotros tenemos la experiencia de tantos años trabajando. Desde nuestro día a día cada trabajador se hace responsable. No sólo las herramientas que manejamos sino también con los vecinos".

Así, seguros de lo que hacen y de la responsabilidad que tienen, el equipo sale a las calles todos los días. El cuidado de nuestras calles está en las mejores manos.