El trabajo, una cuestión de inclusión

Antonella Zanini nació en Buenos Aires, vivió varios años en España y llegó a Pinamar en 2010 cuando sus padres decidieron asentarse aquí buscando una vida más tranquila. Ella trabaja hace algunos meses dentro de la órbita de la Subsecretaría de Inspecciones Generales. Su actitud proactiva se volvió rápidamente en una motivación para todos los que la van conociendo. Es que su condición de hipoacúsica no le impide desenvolverse en el ámbito laboral, todo lo contrario, demuestra su propia superación todos los días.

"Uso audífono, tengo esta discapacidad que me hace diferente a los demás pero acá no siento ningún tipo de discriminación. Quizás tiene que ver con que siempre estuve muy acompañada. Desde nacimiento tengo esta discapacidad y con el cuidado de los míos pude superarme en el tiempo, en todo lo que hice", cuenta emocionada Antonella, "Me siento bárbara, muy bien y la posibilidad de no aislarme, de tener posiblidades en la vida, me hacen sentir muchísimo mejor".

Antonella cuenta que cuando se enteró del programa de inclusión laboral en el Municipio se sintió atraida instantaneamente: "Hace tres meses que estoy en el área de Inspecciones Generales, atendiendo a la gente, colaborando con el aspecto administrativo, dando una mano en lo que me pidan". 

"Siempre quise desarrollar algo que me gusta mucho como es el trato con la gente", explica, "Estoy metiéndome en el ritmo de la oficina paso a paso, fui conociendo a mis compañeros, recorrí el edificio y de a poco me pude ir sintiendo cada vez más parte de un grupo humano muy inclusivo y que me permite conseguir una experiencia laboral y humana única".

"Las personas con discapacidades deben estar integradas en todos lados", dice con firmeza para luego concluir con una sonrisa: "Soy feliz, estoy orgullosa de ser parte de este programa y creo que estoy dando lo mejor de mi para poder avanzar en mis cosas, mi trabajo, mi vida sentimental, en todo sentido. Estar integrado rompe la lógica de la aislación, rompe la timidez, ayuda a que todos nos sintamos parte y no rechazados, algo que me parece genial".